Un abrazo a todos

27-12-2009 – (Gallego) A punto de terminar el año es un buen momento para recordar la lucha de los grupos de protección de la naturaleza y de los animales que, a sabiendas de lo titánico del esfuerzo y de los magros resultados, han peleado porque este mundo sea un poco menos cruel para el resto de las especies con la cuales nos ha tocado compartir el medio natural y esta isla de vida en la cual vagamos por el universo, sin que tengamos, al día de hoy,  ni un solo indicio de la existencia de otros lugares donde haya proliferado, o sea posible, la explosión de vida de la que aquí disfrutamos.


A efectos prácticos estamos en la misma situación, y convendría recordarlo, de los antiguos habitantes de la Isla de Pascua quines, a lo que todo indica, acabaron con su propia civilización mediante el mismo sistema que está aplicando la especia humana en su isla: La destrucción irreversible del medio natural que les permite la existencia.

27-12-2009 – (Gallego) A punto de terminar el año es un buen momento para recordar la lucha de los grupos de protección de la naturaleza y de los animales que, a sabiendas de lo titánico del esfuerzo y de los magros resultados, han peleado porque este mundo sea un poco menos cruel para el resto de las especies con la cuales nos ha tocado compartir el medio natural y esta isla de vida en la cual vagamos por el universo, sin que tengamos, al día de hoy,  ni un solo indicio de la existencia de otros lugares donde haya proliferado, o sea posible, la explosión de vida de la que aquí disfrutamos.


A efectos prácticos estamos en la misma situación, y convendría recordarlo, de los antiguos habitantes de la Isla de Pascua quines, a lo que todo indica, acabaron con su propia civilización mediante el mismo sistema que está aplicando la especia humana en su isla: La destrucción irreversible del medio natural que les permite la existencia.


Así que, desde nuestra página, vaya también nuestro mejor recuerdo y el reconocimiento a  la labor realizada por todos y cada uno de los grupos, y lo que es más importante, de las personas que dentro de estos grupos luchan contra los gigantescos molinos de la codicia, el afán de lucro, la corrupción y la inconsciencia suicida de quienes nos están llevando, junto con las demás especies conocidas, a la extinción colectiva, solo para ganar dinero.


En el mismo sentido también queremos destacar el sobrehumano esfuerzo de quienes luchan contra la miserable vida que la especie humana proporciona a los animales de los que se alimenta.


A los que pelean contra el sufrimiento de las víctimas de los inhumanos experimentos con animales para lograr, en algunos casos, fines tan triviales como la cosmética.

A los que se enfrentan a quienes se olvidan del sufrimeinto y la nobleza de las demás especies y los maltratan o los abandonan.


Los que luchan porque se suprima la tortura y el sufrimiento gratuito de los animales que, algunos individuos de la especie humana, se creen con el derecho a utilizar para festejos y diversión en los que, el principal ingrediente, es la sangre derramada del animal y el espectáculo bochornoso del sadismo más extremo practicado contra un ser indefenso al que nadie pregunta si quiere o no participar en tales degradantes orgías de sangre tortura y sadismo.


Nuestros mejores deseos para los que tratan de concienciar a la ciudadanía sobre lo insostenible del crecimiento capitalista y el aumento de la población humana, sobre la destrucción de los bosques, de los mares y la extinción de los animales que en ellos han vivido durante milenios. A los que luchan contra la especulación del litoral y su utilización para que algunas empresas se hagan más ricas produciendo peces industrialmente, cual si de objetos se tratara, para alimentar a un crecimiento de nuestra especie que un día, queramos o no, tendrá que detenerse.


A los que luchan por un transporte más sostenible y alejado del omnipresente, mortal, ineficiente y contaminante automóvil. Por un transporte público basado en el ferrocarril y en el tren de cercanías.

A quienes se enfrentan a los que venden las montañas, a los que destruyen los ríos, a los que envenenan el agua y a los que contaminan el aire.


Un saludo a Coto do Frade, ADEGA, Verdegaia, Amigos da Terra, Salva o Tren, Colectivo Ecologista do Salnés, Libera, Fin del Maltrato Animal, Pontevedra Antitaurina, Federación Ecoloxista Galega, Equanimal, A Ria non se Vende, SOS Courel,…a todos, a os que se nombra y a los muchos que se han quedado en el tintero, a todos  y cada uno de los grupos gallegos y españoles a los que les une la misma lucha, a los ciudadanos que los apoyan, así como a los medios de comunicación que, en la inmensa mayoría de los casos y debido al hecho mismo de que están compuestos, también, por personas sensibles a estos asuntos, nunca han dejado de dar el apoyo y la difusión necesarias a temas que, sin esta difusión, pasarían desapercibidos al resto de la ciudadanía.

Deja una respuesta