Skip to main content

La explotación irracional de la fauna para negocio.

Posted in

31-01-2009 ( Gallego ) No tenemos otra definición, para definir el modo en que se está utilizando la fauna silvestre para mantener el boyante negocio de la caza. En este caso, no vamos a culpabilizar a los que la practican ya que consideramos que ellos son las víctimas útiles que aportan, de sus bolsillos, los recursos económicos de los que viven grandes empresas e instituciones.


Como se puede ver a continuación y así lo manifiestan de manera desafiante algunos partícipes de este negocio, la caza, mediante diversos artificios, se practica de manera continuada en nuestros montes todo el año, con las conocidas consecuencias desatrosos para el medio ambiente y la seguridad de las personas.


Es fácil suponer que mediante las diversas excusas que se facilitan para dar tiros todo el año, así como la ausencia total de vigilancia durante la práctica de las diversas “especialidades” y la conocida sensibilidad ecológica y ética de la mayoría de sus practicantes, el resultado es que, una vez en el monte, cualquiera cosa que se mueva es pieza de caza. Al estado de la fauna nos remitimos, así como a la necesidad, más que conocida, de “repoblar” con animales de granja.


Quienes entregan nuestra riqueza natural para éste negocio son los mismos que, independientemente de colores políticos, también entregan el Courel a las pizarreras, los ríos y montes a las eléctricas, las montañas a las canteras, e litoral a las piscícolas, y el territorio a cualquier negocio que reporte beneficios a las grandes empresas sean éstas constructoras, automovilísticas, petroleras o pesqueras. Veremos cuanto tiempo duran dichos recursos al ritmo que los consumimos, aunque suponemos que pasará igual que con la fauna.


La única diferencia entre ellos son sus peleas para conseguir nuestro voto, ocupar los sillones y, tanto los unos como otros, entregar la riqueza del mundo, en nuestro nombre, a quienes los financian y les dan las ordenes.


Los datos que siguen están extraídos de la orden de vedas de Galicia, para el período 2009-2010.

Artigo 2º.-Período hábil para a caza.
O período hábil para exercer a caza, válido con
alcance xeral, será o comprendido entre os días 18
de outubro de 2009 e o 6 de xaneiro de 2010
, ambos
inclusive

Artigo 13º.-Danos producidos pola caza.
1. Co fin de reducir os danos que se poidan producir
na agricultura, na gandaría, na silvicultura, na
circulación viaria, na flora e fauna silvestres, os servizos
de Conservación da Natureza poderán acordar
medidas de control. Fóra do período hábil de caza
,

2. As principias medidas de control fronte aos
danos por especies que se poderán adoptar son as
seguintes:
a) Lobo (Canis lupus): por danos constatados desta
especie, poderanse autorizar esperas, ganchos ou
montarías durante todo o ano, salvo nos meses de
abril, maio e xuño, en que a especie está criando.

b) Xabaril (Sus scrofa): co fin de reducir os danos
producidos por esta especie, tras comprobarse a
existencia deles, os servizos de Conservación da
Natureza poderán autorizar, por delegación do director
xeral de Conservación da Natureza, a realización
de ganchos, montarías ou esperas
.

c) Corzo (Capreolus capreolus): co fin de reducir os
danos producidos por esta especie, poderase proceder
de igual forma que no caso do xabaril.

1. Caza menor:
a) Arcea (Scolopax rusticola) e agacha (Gallinago
gallinago): poderase prolongar o período hábil de
caza para estas especies ata o día 7 de febreiro de
2010,

¡OJO! La Arcea, es una especie en peligro de extinción y sobre la que también se realizan campeonatos por parte de la FGC.

c) Lebre (Lepus granatensis): só se autoriza a súa
caza, no período hábil comprendido entre o 18 de
outubro e o 6 de decembro de 2009
,

d) Raposo (Vulpes vulpes): no período hábil de caza
menor pódese cazar nas distintas modalidades de
caza menor e en gancho. Poderanse autorizar ganchos
para a caza do raposo desde o 30 de agosto ata
o comezo da tempada regular
, os xoves, sábados,
domingos e festivos. Así mesmo, entre o 7 de xaneiro
e o 7 de febreiro de 2010
, e só nesta modalidade,
poderase cazar os xoves, sábados e domingos en todo
o territorio da Comunidade Autónoma de Galicia.

e) Paspallás (Coturnix coturnix): pódese cazar no
período hábil de caza menor. Poderase autorizar a
súa caza nos Tecor da antiga lagoa de Antela nos
concellos que se relacionan no anexo II desta orde,
entre o 22 de agosto e o 13 de setembro de 2009.

2. Caza maior:
a) Corzo
(Capreolus capreolus): desde o 30 de agosto
e ata o 17 de outubro de 2009,
poderanse autorizar
as modalidades de gancho, montaría e axexo, os
sábados, domingos e festivos para machos adultos e
desde o 27 de setembro ata o 17 de outubro e ademais
o día 24 de outubro de 2009, femias adultas en
descaste.

o axexo do corzo,
establécese como período hábil para a tempada
2010-2011, na modalidade de axexo unicamente,
desde o 1 de abril ata o 1 de agosto de 2010,

b) Xabaril (Sus scrofa): o período hábil estenderase
desde o 30 de agosto de 2009 ata o 31 de xaneiro
de 2010
, nas modalidades de gancho ou montaría,

c) Cervo, gamo e muflón (Cervus elaphus, Dama
dama e Ovis ammon musimon): o período hábil
estenderase na modalidade de axexo unicamente,
desde o 13 de setembro ata o 9 de outubro de 2009,

Desde o 10 de outubro de 2009 ata o 21 de febreiro
de 2010
, os servizos de Conservación da Natureza
poderán autorizar, por delegación do director
xeral de Conservación da Natureza, as modalidades
de gancho, montaría e axexo, os xoves, sábados,
domingos e festivos,

e) Rebezo (Rupicapra pyrenaica): o período hábil
estenderase do 16 de agosto ata o 30 de outubro de
2009
, na modalidade de axexo e na Reserva Nacional
de Caza dos Ancares.

Aún por encima y para más escarnio, lo que podrían ser “ganchos” de caza practicados aisladamente y donde el zorro tiene alguna oportunidad de escapar, la FGC organiza una matanza por parte de más de 1.000 individuos, en la cual el zorro que escapa de una cuadrilla lo más probable es que sea abatido por la que ocupa el territorio adyacente.


En esa explicación incluimos los supuestos zorros “avistados” y no abatidos por las cuadrillas, los cuales habrán sido también abatidos por la siguiente.


A todo esto hay que sumar el hecho de que dichos “campeonatos” se están realizando en Tecores normales, cuando la ley de caza estipula que, para acontecimientos deportivos, se deberán constituir “Terrenos cinegéticos deportivos”. Como se ve una “elasticidad” de la ley demasiado conveniente a los intereses de los que hablamos.

Artigo 20.–Terreos cinexético–deportivos.
1.–Terán a condición de terreos cinexético–deportivos
aquelas áreas do territorio nas que a caza poida
practicarse de conformidade coa lexislación específica
que regule as prácticas deportivas.
2.–As sociedades, asociacións ou federacións de
cazadores constituídas ó amparo da lexislación do
deporte poderán solicita–la declaración de terreo
cinexético–deportivo, para practicar nel a caza cun
exclusivo carácter deportivo, exento de calquera ánimo
de lucro.

Como consecuencia de todo ello se podrá comprender que, los razonamientos de la FGC sobre el supuesto “control” que se pretende con estas actividades, sobre el número de animales, nos suene a música celestial y que el que se deja engañar es porque quiere.