Skip to main content

Cazadores sin vigilancia: Peligro de muerte.

Posted in

18-09-2011 - (Gallego) Estamos cansados de decirlo, un día pasará una desgracia, lo raro es que no haya pasado aún (en esta zona, en otras ya ocurrió demasiadas veces). Lo hemos denunciado a la Guardia Civil y también a la Delegación de Medio Rural de Ourense, concretamente a la jefatura del servicio de caza. Cuando alguien muera veremos quién asume la responsabilidad.

El sábado día 17 hubo otra batida en la Parroquia. Cuando salíamos hacia la carretera nacional, alrededor de las 19:30 hs, cuando hay incluso niños que visitan el pueblo el fin de semana y pasean con sus bicicletas por las afueras, nos topamos con una numerosa cuadrilla de cazadores en una pista asfaltada, con los coches y los remolques aparcados a las prisas.

Pensamos enseguida “reunión de pastores…”. Efectivamente, se habían avisado por los “walkies” de que habían abatido al animal y raudos se montaron en los mismos vehículos que utilizan para atajar a la pieza, cambiar de situación o perseguir a los perros y con ellos plantarse ansiosos en el lugar donde habían matado al animal para verificar la “hazaña”. Lo hacen siempre así.

Como se ve en las fotos, en su euforia, aprovecharon la ocasión para exhibir a la víctima ante nosotros sin pensar que acababan de infringir, no solo la ley de caza, sino uno de los más importantes artículos de la misma, que es el absoluto respeto que deberían tener hacia las “zonas de seguridad”, lugares donde está prohibido cazar al objeto de velar por la seguridad de transeúntes y resto de ciudadanos.

Pusieron en grave riesgo de muerte a las personas que podrían pasar por esa pista, ya que dispararon y mataron a un animal en plena pista asfaltada, es decir, en una “zona de seguridad” donde está totalmente prohibido, no solo cazar, sino incluso circular con las armas cargadas.

Está en juego la integridad y la vida de terceras personas que no van al monte a cazar, que son simples paseantes, labradores que se dirigen a sus fincas, gentes que visitan el campo el fin de semana, o personas que circulan por las vías y caminos públicos, en coche o a pie, y cuya integridad debe ser estrictamente respetada, sin que nadie, para divertirse matando un animal, deba cometer la temeridad de poner en riesgo dicha integridad. No les importa, desprecian la ley y la seguridad de los demás, la sangre ajena los ciega.

Había menos de media hora que habíamos estado con ellos y realizamos algunas fotos, les advertimos de que no debían hacer espera en una pista por donde circulan numerosos coches y personas, sobre todo el fin de semana, e ignoramos sus insultos y descalificaciones. También acababa de pasar por allí una señora con su vespino, conduciendo un numeroso rebaño de ovejas y cabras.

Después de que pasara esa señora y su rebaño, y antes de que llegáramos nosotros por segunda vez, se produjeron los hechos, ambos nos libramos por poco. Un auténtico tiroteo en plena pista, con total desprecio por la seguridad de los demás y por la de ellos mismos, ya que realizaron disparos cruzados con los cuales se podrían haber alcanzado unos a otros. No sería la primera vez, aunque luego le llaman accidente.

Hemos realizado un vídeo, con una reproducción de los hechos que consideramos altamente precisa, basado en las huellas dejadas en la pista así como en la posición de los cazadores que observamos antes de que mataran al jabalí.

Ignoramos el tipo de razonamiento por el cual la administración tiene tal “manga ancha” con esta gente. Suponemos que es porque, aparte del “negocio” que mueven, esperan que solucionen el problema de la abundancia de jabalíes ya que, por ejemplo, a ésta cuadrilla le permiten solicitar y le autorizan, permiso de batida, por anticipado, para todos los fines de semana.

Si es así, magro resultado el alcanzado teniendo en cuenta la más de una docena de escopeteros, el riesgo en que pusieron su vida, y lo que es peor, la vida de los demás ciudadanos.

Utilizaron todo un día para abatir, cobardemente, tan solo a un indefenso animal que no tuvo posibilidad alguna de huír, utilizaron para ello todo tipo de ventajas, como el número exagerado de escopeteros que cubrían todas las posibles huídas, el uso de vehículos para acosarlo (prohibido por ley), docenas de perros, intercomunicadores, armas modernas y lo que es gravísimo, haciendo trampas, actuando al margen de la ley y disparando, de manera inmoral, en pistas asfaltadas, donde les es más fácil.

Cazar dentro de la ley, a 50 metros de distancia y de espaldas a la vías pública, no saben, y además les es imposible capturar nada. Así son de incompetentes, aunque ellos se creen muy listos y muy hábiles.

Está comprobado que no consiguen abatir una sola pieza respetando la normativa, hemos observado que siempre lo hacen igual, nos cansamos de advertirlo y reiteradas veces hemos informado a quienes deberían vigilarlos. Pero ellos siguen mostrándose tan ufanos de la miseria que consiguen con sus mezquinas trampas.

En el mapa al lado (pinche en él para ampliar) mostramos su “estrategia”, el lugar donde sueltan a los perros, el camino que éstos siguen, dónde aguardan el paso del animal, las pistas que utilizan para disparar, como violan los "refugios de fauna", cómo se sitúan en zonas de seguridad, donde efectúan los disparos  y donde ponen en riesgo al resto de la población.

Ya hemos informado a los responsables policiales y políticos de estos extremos, volveremos hacerlo  para que no digan que ignoraban la manera en que la ley es burlada, les hemos dicho  los lugares donde se les puede encontrar, la rutina que tienen de violar las “zonas de seguridad”, los “refugios de fauna y toda la información necesaria y suficiente, para que actúen en el momento en que lo consideren oportuno y con ello eviten el peligro creado por la impunidad de que gozan estos individuos y la omisión de quienes deberían controlarlos.

De sus "cualidades" hablan, también, los restos que dejan en el monte y su falta de civismo. Claro que en este caso nos fué de suma utilidad ya que hemos comprobado que, quien disparó desde arriba utilizó dos cartuchos de la marca "Sauvestre" y el que lo hizo desde abajo uno de la marca "Remington". 

 

AdjuntoTamaño
Tiros en la carretera 3.JPG211.38 KB