A caza non debe ser considerada un deporte. En primeiro lugar porque os principios e valores que o deporte pretende inculcar, nada teñen que ver con o que se fai na caza: Matar animais de maneira violenta, con acoso e aterrorizándoos  antes por pura diversión. En realidade, xunto con as corridas de toros, debería estar incluída nas prohibicións previstas na lei de protección de animais domésticos e salvaxes en catividade.

_Ao “deporte” da caza a Consellería de Cultura e Deporte dedica cuantiosos fondos (por ser un grupo de presión numeroso – aínda que menos que os “non cazadores”), que a Federación Galega de Caza xustifica organizando “campionatos” como o de raposo,San Huberto etc..

Continue Reading

A finales del año 2013 el gobierno del PP, con mayoría absoluta, decidió cambiar la ley de caza (iniciativa que, como siempre, los partidos progresistas nunca se atrevieron a tomar) y como era de suponer, en la nueva norma no tuvo el mínimo reparo en atender todas y cada una de las temerariaias y peligrosas reivindicaciones dela Federación Galega de Caza. Mientras, los sensatas, progresistas y benéficas propuestas, tanto para la seguridad de terceros, como para el medio ambiente y para al fauna, presentadas por los grupos ecologistas a través de los diversos grupos de la oposición fueron rechazados en su totalidad.

Continue Reading