Skip to main content

Punxín - Cada maestrillo...

Posted in

18-08-2011 - (Gallego) Tenemos nuevo alcalde en Punxín. Un señor que evita la prensa porque, según justifica, “nada tiene que decir” sobre sus proyectos.

Nosotros tenemos algunos datos, recolectados en las pocas semanas que lleva ejerciendo el cargo, que nos pueden dar una idea de sus inquietudes medioambientales.

De momento nos acabamos de enterar, por la prensa, que pretende "revivir" el delirante y brutal proyecto de "parque industrial" en lo alto del ayuntamiento, con consecuencias perniciosas para todo su territorio y su riqueza natural. Una traición a los vecinos, ya que no lo incluía en su programa, y de la que hablaremos en el futuro.

Como segunda y preocupante novedad diremos que, durante la limpieza de los caminos, los restos del desbroce y las hojas que allí cayeron, se están retirando también de los mismos para que éstos queden “limpios” según sus "criterios" de higiene. Unos restos que, dejados en el camino, evitarían la erosión y el crecimiento de matorral.(Vídeo)

El problema es que, para empeorar las cosas, a pesar de que disponen de un tractor con remolque para llevarse la basura y lo que necesiten, estos restos los están arrojando a las fincas de los vecinos, al parecer por orden del sr. Alcalde y sin autorización de los propietarios.

Hemos cursado la correspondiente queja y, transcurrido un plazo razonable, estaremos considerando la posibilidad de aplicar la misma norma inventada por el sr. Alcalde. O sea, recoger éstos restos en nuestras fincas y depositarlos en la propiedad que el sr. Alcalde posee en o Viñao. Confiamos en que sea tan comprensivo con nuestra iniciativa como, al parecer, espera que lo seamos los demás con la suya.

Como las cosas siempre pueden ir a peor, a la vista de la tolerancia del sr. alcalde con  la invasión de la propiedad ajena, los abnegados y altamente cualificados operarios que aquí “ejercen”, a falta de empleos donde mejor valoren sus “capacidades”, han conseguido mejorar el atropello a los vecinos. De hecho, antes anhelábamos su llegada para limpiar los caminos, ahora los tememos.

Ahora resulta que no solo destrozan los árboles, los muros y los postes de cemento utilizando la desbrozadora (dice el alcalde que "cuando se rompa se compra otra", imaginamos que con su dinero), sino que también se dedican a realizar podas radicales , sin aviso previo y sin requerimiento a los propietarios, sin normas establecidas, fuera de época y según el criterio arbitrario del operador del tractor que, como cabe suponer, carece de cualqueir tipo de cualificación para podar, por las bravas, lo que lleva años sin molestar a nadie.

Asimismo y para aprovechar la leña también se dedican a talar, por el pie, los robles que bordean los caminos.

 

Robles que curiosamente eran de los pocos que contaban con excelente salud mientras la mayoría agoniza debido a la sequía, robles que daban sombra la caminante, robles que evitaban el crecimiento del matorral, robles que crean suelo fértil y que ahora, en su ausencia, van a faclitar el crecimiento de las zarzas. Podían incluso haber realizado una selección, pero no, los cortaron todos.

Y como la cosa aún puede ir a peor, resulta que estos "sagaces" trabajadores, ante la pasividad del sr. Alcalde que ya fue avisado reiteradamente pero no quiere asumir su autoridad y atribuciones, están aprovechando la “barra libre” para cortar lo que bien entienden y llevarse la leña aprovechable para sus casas, mientras a los vecinos les arrojan dentro de sus fincas los restos de la poda que no les sirven.

 

También nos ha sorprendido que no se lleven la abundante basura que se descubre en los caminos cuando se corta la vegetación, "no tienen orden de llevársela" según sus palabras, o lo que más grave, la que ellos mismos allí arrojan procedente de la bolsa del bocadillo, la lata de cerveza, el paquete de tabaco vacío o el papel de aluminio de la merienda.

Todo una muestra de desidia y mal hacer donde lo bueno se lo llevan, lo útil se poda, lo necesario se tala directamente, mientras que lo que sobra se arroja a las fincas vecinales sin autorización de los dueños y donde los encargados de limpiar no solo dejan en los caminos la basura, las botellas y los plásticos que se encuentran, sino que ellos mismos colaboran a transformar las “corredoiras” en auténticos basureros.

Gentes a las que les “molesta” la vegetación y los árboles autóctonos, pero no la verdadera basura, plásticos, botellas bidones, etc. que aparecen una vez cortadas las hierbas que los ocultaban. Gentes que no les importa llevarse lo que les es útil y allanar la propiedad ajena para depositar las sobras que no precisan.

Y lo que es más grave: "Cuanto más se les dice, peor lo hacen". Y esto vale tanto para el sr. alcalde como para los resabiados operarios que ejecutan, de la peor manera, los trabajos. Así les va.

Pasen y vean: Pinche en las imágenes para aumentar.

 

Actualización 21-08: 

En éste camino había cortado un roble: el que aparece cortado en la foto de la izquierda. La segunda vez, cortó los dos que se ven en la foto de la derecha. Uno de ellos el que estaba al lado del cortado.

 

 

 

Como  quedó el "atropello"  (visto desde el lado opuesto):                                                                                              

 

 

 

 

 

 

 

Máquina desbrozadora "fresando" las cunetas.

 

 

 

 

Bloques de hormigón "fresados".

 

 

 

 

Postes de cemento "fresados".

 

 

 

Tubería de pluviales "desbrozada".

 

 

 

 

Muros "desbrozados" con piedras "redondeadas"

 

 

Prensa:

http://www.farodevigo.es/portada-ourense/2011/08/19/ecologistas-cuestionan-parque-empresarial-punxin/572679.html

http://www.laregion.es/noticia/166835/lembra/inviable/industrial/punxin/